Pastel de patatas y setas

Empezamos la andadura en la nueva ubicación de “Molletes” con un plato que está verdaderamente bueno, como es un “pastel” de patatas y setas en la que unimos dos sabores principales con gran importancia, es fácil de hacer yse puede tener listo en muy poquito tiempo.

Ingredientes (2 personas):

  • 2 Patatas  medianas.
  • 200 g de setas.
  • 250 ml de nata líquida.
  • Una pizca de nuez moscada.
  • 1/2 cebolla no muy grande.
  • 1 huevo.
  • Sal.
  • Aceite.
  • Queso

Elaboración:

Con el fin de reducir el tiempo de elaboración de la receta y para que el resultado sea compacto en cuanto al punto de coción de cada uno de los ingredientes principales, vamos a freir un poco las patatas (previamente le echamos un poquito de sal) antes de meterla al horno.

Paralelamente, ponemos una sartén al fuego con aceite y ponemos la cebolla cortada en trocitos pequeños para que se vaya pochando. Una vez que comienza a transparentar, echamos las setas y movemos esporádicamente para que se vaya haciendo de manera uniforme.

En un vaso echamos la nata líquida, añadimos la nuez moscada y removemos. Una vez que está unida la nata y la nuez, se le echa el huevo batido y se mueve hasta que se unan los colores y texturas.

Ya que tenemos las dos partes principales (y la nata con el huevo) casi preparadas, sólo tenemos que montar el plato en un recipiente con algo de profundidad y meter al horno.

Untamos aceite o mantequilla en el recipiente y comenzamos poniendo una capa de patata, otra de setas pochadas y después otra capa de patatas. En nuestro caso hemos hecho nada más que estas tres capas, pero dependiendo del plato y de los gustos de cada uno, se pueden aumentar las partes de setas y patatas, respectivamente.

Cuando ya están todas las capas que queremos en el plato, rociamos estas con la mezcla de nata y huevo. Precalentamos el horno a 220-230 ºC y metemos el plato. En tan sólo 10 -12 minutos el plato estará listo.

Dependiendo del horno de cada uno y de la fritura que le hayamos dado a las patatas, mantendremos más o menos el plato en el horno, por lo que recomiendo que se vigile mientras se está haciendo con el fin de conocer el punto que queremos para nuestro “pastel”.

Os recomiendo que tengáis cuidado a la hora de echarle sal antes de meterlo en el horno, ya que las patatas van saladas con anterioridad. Siempre creo que es mejor pecar por defecto que por exceso, en este caso.

Presentación:

Nosotros lo hemos hecho en platos individuales por lo que la presentación nos la encontramos hecha una vez que los sacamos del horno, pero si el recipiente que habéis utilizado es de mayor tamaño, podemos desmoldar en un plato llano.

Como adorno y aderezo se le puede rallar un poquitín de queso que le da un punto de sabor muy bueno y de estética muy llamativo.

Como podéis ver, más fácil no lo hay y os puedo asegurar que más sabroso tampoco. Un plato sencillo que podéis hacer en casa, un día cualquiera para conseguir un toque especial.

Queda inaugurada la nueva ubicación.

¡Gracias a tod@s!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s