Dulce de flores.

Ya nos adentramos en el otoño, y se nota. Ya se ha cambiado la hora y la noche se viene encima bastante antes, por lo que llega el momento de disfrutar en casa haciendo dulces, calentitos y pasarlo bien en familia con la cocina y su resultado.

Por ello, vamos a hacer hoy unos dulces de flores que son muy sencillos y que puede unir a la familia delante de los fogones.

En esta receta cabe resaltar que necesitamos un instrumento que no se usa en otras recetas, que es el molde para realizar las flores, que no es si no un parte metálica con forma de flor con una vara del mismo material (véase en las fotos posteriores). Este objeto se puede conseguir en cualquier ferretería a muy bajo coste.

Ingredientes:

  • 2 huevos.
  • 1 vaso de leche.
  • 175 g de harina.
  • 1 chorreón de Chinchón o licor similar.
  • Aceite.
  • Cascara de limón o naranja.
  • Azucar.
  • Canela.

Elaboración:

Para iniciar con la receta hacemos la masa de lo que será nuestra flor. Para ello, batimos en un recipiente profundo los huevos, la leche, la harina y el chinchón hasta hacer una “masa” líquida uniforme.

En una sartén con profundidad o una olla pequeña, se echa gran cantidad de aceite con el cometido de que cubra al instrumento molde de la flor. Se deja calentar y se echa en este aceite la cascara de limón o de naranja, según el gusto. Cuando está muy caliente, metemos el molde en el aceite con el fin de que más tarde la masa que tenemos hecha, se pegue a este.

Cuando consideramos que el molde está caliente, lo metemos en la mezcla inicial hasta que se impregne bien, siempre sin llegar al fondo del recipiente, ya que si no, cortaríamos la flor por la parte inferior. Sacamos de esta y la metemos en el aceite caliente.

Nada más meterlo, se irá haciendo la flor y nosotros sólo tendremos que dar unos leves giros de muñeca para que dicha flor se vaya desprendiendo del utensilio. Se le da la vuelta una vez desprendida y cuando está hecha se saca y se baña en azucar y canela, aunque también se puede utilizar miel, según gustos.

Con este procedimiento, hemos hecho ya una flor. Ya sólo queda repetir el paso tantas veces como flores queramos.

Recomendaciones:

En cuanto a la realización de esta receta, me gustaría daros algunos consejos:

  1. La masa deberemos ir viendo su espesor. Si en la primera que hagamos, vemos que la flor no coge cuerpo, o no se pega debidamente al instrumento, lo más seguro es que le debamos añadir un poquito más de harina.
  2. Debido a que estamos haciendo una receta con gran cantidad de aceite a alta temperatura, debemos tener mucho cuidado con los salpicones porque podríamos quemarnos. Cuando metes el utensilio con la masa en el aceite, empieza a subir mucho, por lo que os recomiendo, usar una olla tal que, nunca quede el aceite cerca del borde.
Anuncios

3 Respuestas a “Dulce de flores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s