Tronco de Navidad (By Blanca Morales)

IMG-20121231-WA0001

Aún estamos en Navidad, todavía tienen que llegar los Reyes Magos de “Cádiz” a darnos los suculentos y ansiados regalos que este año nos merecemos más que nunca. Por ello, gracias a nuestra amiga Blanca, vamos a hacer un postre de sobresaliente, que le puede hacer competencia al típico Roscón. El “Tronco de Navidad”. Vamos a enumerar todo lo necesario para ello:

Ingredientes:

 Plancha de bizcocho:

  •  3 huevos (L)
  • 100 gr. azúcar
  • 100 gr. harina

 Almibar (para calar el bizcocho):

  •  50 ml. coñac
  • 50 ml. agua
  • 100 gr. azúcar
  • Unas gotas de zumo de limón

 Mousse de turrón (Relleno):

  •  400 ml. nata para montar (35% M.G.)
  • 250 gr. turrón blando de Jijona
  • 2 cucharadas soperas de azúcar
  • 5 hojas de gelatina neutra

 Cobertura de chocolate:

  •  200 gr. chocolate fondant
  • 50 gr. mantequilla
  • 2 cucharadas soperas de agua

Elaboración:

Comenzamos preparando la plancha de bizcocho. Se baten las claras a punto de nieve y cuando estén a medio montar se añade el azúcar poco a poco hasta terminar de montar.IMG-20121231-WA0000

Con una espátula se integran las yemas con movimientos envolventes y lo mismo con la harina, integrándola lo justito sin castigar mucho la masa. 

Volcamos la mezcla sobre la bandeja del horno con papel vegetal  (o bien si no tenemos se puede poner papel albal untado en mantequilla), con la espátula alisamos y regularizamos la superficie dándole forma de rectángulo a la masa. 

Introducimos al horno precalentado a 200º unos 6-7 minutos, aunque lo mejor es estar pendientes y cuando tenga un bonito color dorado la sacamos y recortamos los bordes hasta dejar un rectángulo perfecto.

No conviene que se pase ya que se puede volver quebradiza y entonces sería muy difícil enrollar.

Recortamos los bordes hasta dejar un rectángulo perfecto y seguidamente extendemos la crema pastelera y enrollamos.

No hay que esperar a que se enfríe el bizcocho ya que se puede quebrar al enrollarlo.

Nada más sacarla del horno la cubrimos con un paño de cocina ligeramente humedecido, enrollamos y dejamos enfriar.

Preparamos el almíbar. Ponemos todos los ingredientes en un cazo y llevamos a ebullición unos 5 minutos.

Para la mousse de turrón, el recipiente donde vayamos a montar la nata debe estar bien frío. Yo lo que hago es meterlo al congelador por lo menos media hora. 

Desmenuzamos el turrón con los dedos y lo reservamos.

Ponemos las hojas de gelatina en remojo con agua fría.

Montamos la nata, de la que habremos reservado medio vasito para disolver en ella la gelatina. Cuando esté a medio montar añadimos las dos cucharadas de azúcar y terminamos de montar. 

Escurrimos la gelatina y la disolvemos en la nata que habíamos reservado previamente calentada. Volcamos sobre la nata montada y mezclamos suavemente. 

A continuación añadimos el turrón desmenuzado y con uns varillas manuales envolvemos y mezclamos sin castigar demasiado la mezcla.

Reservamos en el frigorífico una hora aproximadamente para que endurezca un poquito y sea más fácil de extender.

Desenrollamos la plancha de bizcocho, la calamos con el almíbar y extendemos la mousse de turrón dejando al final unos 2-3 cm. sin poner mousse para que al enrollar no se nos salga. Vamos enrollando y apretando el tronco con el papel vegetal donde habíamos horneado la plancha de bizcocho. Reservamos en el frigorífico.

Mientras preparamos la cobertura. En un bol que pueda ir al baño maría ponemos el chocolate troceado con la mantequilla y dos cucharadas soperas de agua. Llevamos al fuego y removemos hasta que se disuelva y quede homogéneo. Apartamos y procedemos a cubrir el tronco.

Sacamos el tronco, quitamos el papel donde estaba envuelto y ponemos sobre la bandeja donde lo vayamos a servir. Cortamos un trocito en diagonal que será el trozo que va sobre el tronco, como una rama más.

Cubrimos la fuente con papel albal para que al extender el chocolate no la manche. 

Con una espátula vamos cubriendo todo el tronco y repartiéndolo. Lo dejamos un ratito en la nevera, lo suficiente para que endurezca un poquito el chocolate y podamos dibujar sobre él con un tenedor las rayitas simulando la corteza de un árbol.

Y ya después, solo queda dejar volar la imaginación para decorarlo.  Se puede espolvorear con azúcar glass para que parezca como nevado y unas frambuesas. También queda muy bien con unas hojitas de menta o unas ramitas de acebo, si tenemos la suerte de conseguirlo.

Como podéis ver, Blanca nos ha hecho un resumen perfecto para poderlo hacer y deslumbrar con este magnífico postre.

Ahora a dejar volar la imaginación y a disfrutar del gusto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s