Revuelto de queso y bacon

revuelto

Esta receta es una de esas en las que miras al frigorífico y dices, “¿qué hago yo hoy, Dios mio?. Pues una cosa así es lo que vamos a hacer, lo que Dios quiera y quiera que salga. Aunque después he de decir que salió muy bueno y como es habitual de una manera fácil y rápida. ¿Con qué  hicimos nosotros este plato?.

Ingredientes:

  • 10 – 12 pimientos verdes de tamaño medio.
  • 1/2 cebolla pequeña.
  • 1 diente de ajo picado.
  • 60 – 100 g de bacon en daditos.
  • 6 – 7 rodajas de salchichón en lonchas.
  • 100 g de queso roquefort.
  • Mix de quesos al gusto (para reducir la potencia del roquefort).
  • 1 pizca de pimentón picante.
  • 5 -6 gotas de tabasco.
  • Sal y aceite de oliva.
  • 2 huevos.
  • Perejil picado.

Elaboración:

Como véis hemos cogido todo lo que teníamos abierto en el frigorífico para hacer un único plato. Eso es lo bueno, hacer con lo que se tiene en casa e investigar y hacer platos y texturas diferentes.

Bueno, para comenzar, freimos los pimientos una vez limpios en una freidora (o sartén, según se prefiera) hasta que estén hechos. Dejamos enfriar, partimos en trocitos pequeños y reservamos. revuelto de queso y bacon

Por otro lado, cortamos en trocitos también pequeños el salchichón y reservamos junto a los pimientos.

En una sartén con aceite añadimos el ajo picadito y la cebolla también picada hasta que, como sabéis ya, la cebolla coja su punto transparente. En ese momento, añadimos el bacon. Le damos un pequeño mareo para que vaya cogiendo color y echamos los pimientos, el salchichón, el roquefort y los quesos. Le damos una vuelta hasta que los quesos vayan derritiéndose y uniéndose.

Sacamos un momento del fuego y le echamos la pizca de pimentón, movemos y vertemos unas gotitas de tabasco (el pique al gusto, como si no os gusta, en cuyo caso os saltaríais este paso echándole pimentón dulce).

Ya tenemos haciéndose el grueso del plato pero ahora llega el momento en el que para mi gusto mayor cuidado debemos tener y en el que podemos marcar el futuro del plato. Este paso es el añadirle el huevo. Para ello, bajamos el fuego o incluso apagamos el fuego, dejando el propio calor de la hornilla y le echamos los huevos batidos moviendo de forma constante. Vamos jugando con el calor y el fuego de forma que el huevo no llegue a cuajar y no se nos quede blanco en ninguna de sus partes, eso sí, sin parar de mover.

Si tenemos paciencia, el huevo cuando cuaje con tiempo y con el queso que tiene este revuelto, quedará con una esponjosidad que no os la puedo explicar a no ser que lo hagáis y lo probéis. Durante este proceso, añadimos perejil picado y retiramos cuando lleguemos al punto que queremos conseguir. Rectificamos en sal probando, ya que el bacon nos dará un punto y no queremos pasarnos del punto.

Presentación:

De presentación muy fácil, se puede servir tanto en plato hondo como plano y con la decoración que se quiera, la verdad es que la esponjosidad del plato por sí sola hace llamativo a este plato.

Nosotros hemos rociado perejil picado en los bordes del plato dejando que se vea el contraste del color amarillento de la receta con el blanco del plato.

Ya sabéis, mirad al frigorífico y preguntaros que haréis hoy de comer.

Anuncios

Una respuesta a “Revuelto de queso y bacon

  1. Pingback: Revuelto de queso y bacon | Blogs de CórdobaBlogs de Córdoba·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s