¿Os gustan las cañaíllas?

cañaíllas

Sí, ¿os gustan las cañaíllas?, porque si es así os ofrezco la posibilidad de hacerlas en vuestra propia casa, a lo simple, sin problemas, las cañaíllas cocidas sin más, que están riquísimas.

Pero primero y según la información que podemos obtener de la tan afamada wikipedia, vamos a conocer más sobre ellas:

La cañailla es un molusco gasterópodo que vive a poca profundidad.

Dispone de una concha de unos 8 cm de longitud. El canal sifonal es largo y recto, tanto que puede suponer la mitad de la longitud total de la concha. Es bastante robusto y con grandes espinas dispuestas en hileras alrededor de la concha. Presenta unas 6 vueltas, siendo la última mucho más ancha que las demás. El animal presenta un opérculo córneo en el pie.

Pues bien, una vez que sabemos a grandes rasgos algo más sobre este molusco, vamos a ver la forma de cocerlas para comerlas sin más, aunque puede transformarse en ingrediente de otros platos como por ejemplo en una ensalada fria o templada, junto a un cuscus, o en un suquet entre otras posibilidades. ¿Que necesitamos para 1 kg de cañaíllas?.

Ingredientes:

  • 1 kg de cañaíllas.
  • 500 g de sal
  • 1 hoja de laurel.
  • 8-10 granos de pimienta.
  • Agua.
  • Limón.

Preparación:

Pues bien, una vez ene ste punto os he de indicar que desde mi punto de vista, entiendo que hay dos posibilidades de hacerlas según criterios y gustos y os los separaré para que veáis la mínima diferencia que está en la forma de salarlas.

1.- Primera posibilidad.

En esta primera posibilidad y con las cañaillas previamente lavadas bajo el grifo de manera concienzuda, ponemos a hervir en una olla con agua, el 1/2 kg de sal, el laurel y la pimienta y esperamos hasta que llegue a la ebullición.

Una vez que comienza a hervir, añadimos las cañaíllas y dejamos el tiempo estimado según el tamaño del producto. Yo, a priori os aconsejaría que en bichos pequeños les déis unos 8 minutos y si son grandes unos 15 minutos. Nunca más de 20. agua a cocer

Nada más sacarlas las echamos en un bowl con hielo y agua para parar la cocción y que no se sigan cociendo con su propio calor.

Tened en cuenta que si os pasáis mucho en la cocción el bicho será más dificil de sacar y quedará mucho más seca.

2.- Segunda posibilidad.

La segunda sólo difiere de la primera en que la sal la ponemos en el bowl con el agua fría, sin necesidad de ponerla en la olla en la que hervimos el agua, es decir, al agua que hierve tan sólo le añadimos el laurel y la pimienta.

A la hora de sacarlas las ponemos en el bowl de hielo, agua y la sal que antes no hemos echado.

Como podéis ver, son dos opciones muy parecidas y al final ofrece un resultado muy parecido, así pues, esto es cuestión de gustos. Yo quizás prefiera la primera opción porque con la alta temperatura entiendo que los alimentos cogen más los sabores y el sabor de la sal es primordial ene ste tipo de productos, porque enfatiza el sabor a mar.

Para comerlas:

Algo tan sencillo como comer cañaíllas puede resultar complicado porque el bocho puede presentar resistencia a su salida. ¿Qué hacemos para poder comérnoslas enteras?, ¿cómo podemos servirlas?.

Yo soy partidario de servirlas tal cual, es decir, una vez que le hemos sacado del agua fría o del frigorífico, las ponemos en el plato y facilitamos unos palillos robustos (de madera o de acero).

partesPero existen opciones para facilitar su comida. Bien conoceréis que existen unas tenacillas o alicates para su utilización en mariscos y de ellos son de los que nos serviremos para aligerarnos la labor.

Como hemos explicado en el comienzo, la cañaílla tiene dos extremos, uno que es el canal sifonal y otro que le denominaremos vulgarmente “cabeza”. En el extremo superior de la “cabeza” existe una salida puntiaguda que es la que vamos a cortar con estas tenacillas para dejar al aire la espiral interior donde se encuentra el bicho.

Una vez con este extremo abierto, le podemos añadir un chorrito de limón (también es cuestión de gusto) y se sacará mucho mejor para su degustación.

Espero que os haya gustado la explicación y que probéis a hacerlas porque es muy sencillo y el resultado es un manjar que nos ofrece el mar.

Anuncios

7 Respuestas a “¿Os gustan las cañaíllas?

  1. Pingback: ¿Os gustan las cañaíllas? | Blogs de CórdobaBlogs de Córdoba·

  2. Pingback: ¿Habéis probado los bígaros? | molletes y hambre y micerveza·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s