Volviendo a las tradiciones. El Pimiento Asado.

Pimientos

Me vais a permitir esta entrada en el día de hoy porque, como he puesto en el título, hace pocos días me dio por volver a las tradiciones.

Volvimos a sentir ese regusto que te da el hacer algo que sabes que va a salirte riquísimo y que cada día que pasa se va perdiendo porque los centros comerciales o grandes almacenes ya ofrecen el producto perfectamente preparado para su utilización o consumo.

Sí, me fui con la familia a asar pimientos. Hasta hace poco, yo recuerdo a mi madre prepararlos en el horno de casa y poder disfrutar de su olor en todas y cada una de las habitaciones, pero, como antes mencioné, se nos está yendo esta bonita costumbre. Pimientos en rosco

Nosotros no lo hicimos en un horno, lo hicimos en un rosco de gas, sobre una plancha de acero y el proceso fue realmente bonito. Se ve el paso del pimiento, desde que comienza con su habitual dureza hasta que se queda suave para poder retirarlo. Desde que nos ofrece ese rojo intenso hasta que la piel se va “chamuscando” para cocer la carne que tiene en su interior.

Para comprar el que nos ofrecen las grandes superficies nos apoyamos en la excusa de que son muy laboriosos de hacer, pero, nada más lejos de la realidad. ¿Sabéis como se hacen?.

Como os he dicho, nosotros lo hicimos en un plancha sobre un rosco de gas, los lavamos y los pusimos en ella dándole vueltas hasta que se notaban suaves y la piel estaba chamuscadita. Incluimos entre los pimientos algunos tomates para asarlos también y rayarlos sobre los pimientos para darle un toque de sabor aún más intenso.

AsadosTras pasar por la plancha se escaldan en agua caliente para facilitar su pelado y, poco más, ya los tenemos preparados.

La verdad, con esta entrada no pretendo hacer una receta ni indicar como se hacen los pimientos asados, simplemente quiero hacer pensar que muchas veces no hacemos algunas cosas por mera dejadez, aún obteniendo un resultado mucho mejor que el que podemos comprar en las tiendas.

Tan sólo quiero haceros saber que, he disfrutado, sí, he disfrutado con algo tan simple como asar pimientos y que tendremos un manjar hecho a la antigua usanza y de los que mi madre hacía en su horno de casa no hace mucho tiempo.

Por un día, podría decir, que he vuelto a las tradiciones.

Anuncios

Una respuesta a “Volviendo a las tradiciones. El Pimiento Asado.

  1. Pingback: Volviendo a las tradiciones. El Pimiento Asado. | Blogs de CórdobaBlogs de Córdoba·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s