Revuelto de setas, brotes y queso de cabra

revuelto

Como ya me váis conociendo, sabréis que me gustan muchos los revueltos y creo que se pueden hacer de mil formas y con mil ingredientes. Desde mi punto de vista, los considero un plato muy completo ya que puedes mezclar alimentos con distintas características que aportan entre todos mucha riqueza al plato tanto en gusto como en nutrientes.

Por esto, hoy os traigo un revuelto de setas, brotes y queso de cabra en el que no vamos a disponer del huevo como nexo entre ellos, ya que el queso hará ese cometido y nos unificará todos los ingredientes de forma natural. ¿Con qué hemos hecho este revuelto?.

Ingredientes (2 personas):

  • 300 – 350 g de setas.
  • 1 puñado no muy grande de brotes de espinacas.
  • 1 cebolla morada pequeña.
  • 1/4 de puerro.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1/4 de pimiento rojo (grande).
  • 1/2 rulo de queso de cabra.
  • Tomillo molido.
  • Pimienta molida.
  • 1 chorreón de vino blanco.
  • Sal y aceite de oliva virgen.

Elaboración:

En primer lugar debemos limpiar convenientemente las setas (recordadq ue es recomendable conun trapito ya que si la limpiamos con agua, sumaremos más agua a la que ya de por sí tiene este alimento) para evitar que nos queden restos de tierra. Lo mismo haremos con los demás ingredientes, como por ejemplo el puerro.

vista cercana revueltoUna vez que tenemos hecho este paso, ponemos en una sartén con dos cucharadas de aceite el ajo picadito. Mareamos y seguidamente añadimos la cebolla en juliana, el puerro y el pimiento rojo en tacos no muy grandes. Movemos y sofreímos un poco hasta que la cebolla va tornándose en un morado más suave.

En ese momento (aproximadamente unos 6 – 7 minutos después) añadimos las setas, que puede que a primera hora casi no quepan en la sartén (tranquilos, como hemos dicho antes, debido a la gran cantidad de agua que tienen irán reduciendo de tamaño e irán aportando agua a la sartén que con el calor irá evaporando y pasaremos a una fritura – cocción de los ingredientes de la sartén).

Seguimos con los pasos. Una vez que la seta ha disminuido su tamaño, echamos el chorreón de vino (no mucho porque si no se nos va a cocer demasiado, lo que buscamos es que el vino le aporte un toque de sabor), el tomillo picado y la pimienta. Le damos un primer toque de sal.

Seguidamente, cuando veamos que el vino ha reducido, añadimos los brotes de espinacas (yo prefiero tener los brotes poco tiempo porque no quiero que se me pasen) y el queso de cabra en rodajas. Movemos y veremos como el queso hace que todos los ingredientes se unan, dándole una textura y sabor muy especial.

Por último, es la hora de probar de sal y poner en su punto……..y listo para emplatar.

Presentación:

Los revueltos, como debe ser, en una fuente grandecita para que coma todo el mundo. Se espolvoréa por encima con perejil o tomillo (para seguir con el sabor que le hemos dado durante la cocción) y ¡listo!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s