Alitas de pollo en salsa de tomate “a la mexicana”

alitas con salsa de tomate

Normalmente cuando compramos alas, en lo primero que pensamos es en ponerlas frititas con sal gorda. Sí, bien fritas de forma que queden cruijientes por fuera y tiernas y jugosas por dentro. Yo me declaro fan número uno de las alas así como os he dicho pero soy consciente que todo ingrediente tiene muchas formas de hacerse que puede tener su punto o toque diferente. Por eso, nosotros vamos a servirlas hoy con salsa de tomate y un aire mexicano sin llegar a ser típico de allá……tan sólo lo he nombrado así para que os de una idea del sabor final que tendremos en esta receta. ¿Qué utilizaremos para hacerla?

Ingredientes (2 personas):

  •  6 piezas completas de alas.
  • 1/2 cebolla no muy grande.
  • 1/2 pimiento no muy grande.
  • 1 cucharadita de comino molido.
  • 1 pizca de nuez moscada.
  • 1 chorreón corto de whisky.
  • 1 chorreón de vino blanco.
  • 350 g – 450 g de tomate frito de bote.
  • 1 guindilla cayena.
  • Perejil picado.
  • Aceite de oliva virgen extra y sal.
  • 5- 6 gotas de tabasco (opcional)
  • Cebollino picado para decorar.

procedimiento salsa

Elaboración:

El primer paso para estas ricas alas será sellarlas en una sartén (salpimentadas) o en una freidora para pegarles la primera fritura. Préviamente las hemos cortado y limpiado, separando cada una de sus partes.

Mientras tanto, sofreímos en una sartén con aceite de oliva virgen la cebolla y el pimiento troceadito hasta que se vayan haciendo y cambien de color. Incluimos la cayena troceadita. En ese momento, añadimos un chorreón cortito de whisky y otro de vino blanco y dejamos reducir para que se evapore el alcohol.

Seguidamente, añadimos el tomate frito, el comino molido, la nuez moscada y una pizca de sal. Dejamos que la salsa vaya reduciendo mientras movemos y ponemos las alas de pollo dentro de ella para que se nos vayan asociando.

Por último echamos un buen “golpecillo” de perejil picado y tabasco si se quiere (antes de echarlo os recomiendo que probéis la salsa para ver en que punto de picante está) y dejamos reducir, mientras vamos moviendo el pollo de vez en cuando.

Cuando veamos que la salsa está en el punto que a nosotros nos guste y que el pollo se ha hecho convenientemente en ella, estará lista para servirla.

alitas presentación

Presentación:

Para servirlas, hemos optado por ponerlas en pizarra, disponiendolas en parejas y con la salsa en un extremo. La salsa restante la podemos poner en una salsera a parte para el que quiera servirse y mojar las alas en ella.

Espolvoreamos cebollino picado por encima de las alas, una ramita de perejil estratégicamente puesta y…….¡Cuateeeeee!…..¡Aquí hay alitasssss!.

Opción:

Si no tienes ganas de meterte en mucho jaleo con esta receta, puedes utilizar salsas hechas de tomate o sofrito, como es el caso de las salsa de Arteoliva, producto elaborado en nuestra tierra y con unas calidades realmente buenas. Ya sabes, tan sólo sería cuestión de sustituir el tomate y la cebolla por este tipo de sofrito, según los ingredientes que este lleve.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s