Salmorejo de pimiento rojos con guarnición de bacalao fresco

IMG_0586 copia

Como bien sabéis, no hay un plato que me guste más que un rico salmorejo……y la verdad es que no sé porqué……aunque muchos sí encontraréis explicación a esta  “sabrosa obsesión” que me recorre por ser de la tierra que soy. Hoy os quiero preparar un salmorejo de pimientos rojos que vamos a aompañar con bacalao y cebolleta. ¿Qué necesitamos?

Ingredientes:

  • 1 lata de pimientos rojos al natural.
  • 1 pimiento verde.
  • 1 diente de ajo pequeño.
  • 2 rebanadas de un dedo de pan (yo he utilizado una barra porque no tenía otro pan a mano, aunque como bien sabéis el pan bueno para utilizar es la telera).
  • 2 chorreones cortos de vinagre de vino.
  • 1/2 tomate.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Bacalao salado.
  • 1/4 cebolleta fresca.
  • Perejil.

IMG_0584 copia

Elaboración:

Como bien sabéis, hacer un salmorejo es francamente sencillo. Tan sólo hay que elegir el elemento del que queremos sacar todo el sabor para hacerlo y escoger una guarnición que nos guste o que pensemos que puede coordinar bien con el producto principal.

Para empezar vamos a poner en un vaso batidor el medio tomate pelado y cortado en trozos, los pimientos rojos de lata y el verde troceado, el ajo (al que hemos quitado el germen), los dos chorreones de vinagre de vino y un toque de sal. Batimos todo hasta que se nos quede un jugo bastante líquido que va a ser nuestra base del salmorejo.

Ahora existen dos opciones igualmente válidas. Para añadir el pan, se puede echar habiéndolo tenido en agua y escurrido previamente o echarlo tal cual en el jugo de pimientos que tenemos en el vaso batidor y dejar que se suavice con la misma base de nuestro salmorejo. Yo, me considero clásico y lo hago de la primera forma, que es como mi madre lo ha hecho toda la vida, pero es cuestión de gustos, no nos va a afectar en el sabor de forma llamativa. Una vez que lo tenemos en el vaso, lo batimos hasta crear ya una unión más consistente.

Ahora es el momento de ir añadiendo el aceite de oliva virgen extra poco a poco para que vaya emulsionando y tomando la suavidad que queremos para nuestro salmorejo. Ponemos en punto de sal.

¿Como guarnición? Nosotros le vamos a poner bacalao. Para ello, cogemos el bacalao salado y lo ponemos en agua cinco minutos para que se vaya un poquito la sal. Lo desmigamos y reservamos.

Por otro lado, vamos a darle un toque fresco y crujiente, para esto, cortamos en brunoise pequeña la cebolleta.

Así pues, ponemos sobre nuestro salmorejo, la cebolleta y el bacalao y añadimos ramas de perejil picadas para darle un toque verde pero que no sea de hoja (para esta receta prefiero no tener la hoja).

Presentación:

Sí……hemos escogido un plato muy significativo para nosotros, un plato coqueto y que hace que el salmorejo llame la atención sobre todas las cosas…….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s