Mejillones gelatinizados con cristales de filo

Mejillones 1

Hoy os traigo un entrante, o incluso un primer plato muy sencillo que vamos a hacer a base de una lata. Sí, vamos a utilizar una lata de mejillones en escabeche (picante o no, porque si lo queremos con un toque picante, tan sólo tenemos que añadir un poquito de tabasco) y muy poquito más. Os enumero lo que vamos a utilizar.

Ingredientes:

  • 1 lata de mejillones en escabeche.
  • 2 – 3 cucharadas de leche.
  • 1 lámina y media de gelatina neutra en láminas.
  • 1 pizca de colorante alimenticio.
  • 1 pizca de sal.
  • Masa filo.
  • Eneldo.
  • Aceite de oliva virgen extra.

Mejillones 2

Elaboración:

Como podéis observar, los ingredientes son muy pocos y es que la sencillez e este plato contrasta con el resultado final, que va a ser exquisito y, porqué no, diferente.

Vamos a hacer los mejillones gelatinizados, para ello ponemos el caldo del escabeche en un cazo, junto a la leche y un poquito de colorante, para que al poner la leche, no pierda ese color rojo de los mejillones. Lo movemos bastante bien con una varilla mientras lo vamos calentando para que se nos vaya integrando todo y el aceite del escabeche emulsione con la leche (recordad que si lo queréis picante, tan sólo debéis añadir unas gotitas de tabasco al gusto).

Cuando esté bien caliente (no hace falta que hierva) ponemos las láminas de gelatinas y disolvemos de forma que se pierda dentro de la salsa.

En un recipiente (lo podéis hacer si queréis desmoldable y luego dejar sin recipiente la gelatina, pero debéis tener cuidado que no pierda líquido por ningún lado) ponéis los mejillones abarcando toda la superficie y sobre ellos, echáis la salsa que hemos hecho con el caldo del escabeche. Ahora lo cubrimos con plástico transparente y lo metemos en la nevera.

Para ponerle el adorno/guarnición cortamos una lámina de pasta filo en tiras finas y las metemos “en mogollón” en una sartén con abundante aceite caliente. Se va a freír y se nos va a quedar crujiente y frágil. Cuando se haya frito, lo sacamos a un plato con papel de cocina para quitar el exceso de aceite y rociamos con eneldo seco picado.

Una vez que han pasado un par de horas (más o menos, podéis ir comprobándolo) sacamos los mejillones (desmoldamos en el caso de que hayamos usado un molde) y ponemos encima el crujiente de filo con el eneldo.

Como podéis ver, más sencillo imposible y el resultado es espectacular. Que os aproveche.

Anuncios

Una respuesta a “Mejillones gelatinizados con cristales de filo

  1. Pingback: Mejillones gelatinizados con cristales de filo – apserranoblog·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s